Loading...

jueves, 12 de septiembre de 2013

Spigolo Sud en Ansabere

Otra grande del "Piri", a la que finalmente le llega su turno, en una larga lista sin fin, que lejos de acortarse, cada lugar nuevo que visitamos, no hace sino aumentar la lista.
Lo cierto es que hace ya varios veranos que en los famosos rituales que amenizan los "güebos" con... y la botella de "tintorro" tras las escaladas (muy común en el mundo conejil ,je,je), siempre alguien lanza al aire la palabra, Ansabère. Pero este verano desde hace ya unos cuantos "findes" que comentamos la dichosa vía, cada vez que hablo con mi compañero, el  Spigolo Sud sale a relucir.
Así que tras consultar unas ochocientas veces todas las meteos de Lescun, pillamos una ventana de aparente buen tiempo  (que luego no lo fue tanto, je,je),  ponemos rumbo al valle de Ansabère, intentando llegar con luz, pues no tenemos ni pajolera idea de por donde se llega,  pero bueno al final un montón de carteles que dicen Masousa,  nos llevan al parking donde pasamos la noche,  tras una copiosa cena acompañada con un buen "vinate"  (que Luismi dice que que hay que comer e hidratarse bien, que estamos creciendo)  y un espectacular fuego de campamento, que lo nuestro nos costo encender ( no se yo si nos ganaríamos la vida en el último superviviente, je,je)  y donde disfrutamos como críos.  

Si es que "semos" como  niños,  pero sin el como

  Luego a dormir   (bueno a intentarlo) y justo cuando mejor se está dentro del saco, suena el despertador,  desayuno, otra vez con hoguera,  se está tan bien que da pereza arrancar (si es que somos como niños).  Por fin, después de remolonear un poco, a eso e las ocho nos ponemos de camino, en el parking solo hay un coche,  ademas desde que llegamos anoche no hay rastro de nadie, así que hacemos el camino de las cabañas de Ansabère totalmente solos, disfrutando de un paisaje increíble en una montaña que pinta despejada... de momento.

Pero has visto que cuernos han salido allá arriba ??

Una hora después damos un rodeo muy a la derecha de las cabañas, por si acaso, que dicen que por aquí hay unos mastines gigantes que se comen a los chicos malos, y media hora más tarde nos plantamos a pie de vía donde sin encordarnos y en zapatillas trepamos unos veinte metros fáciles hasta el espit de la R 0, donde preparamos todo y al momento se lanza Diego Conejo a por el L 1 : Por terreno fácil pero delicado, ademas no se protege precisamente bien, un espit nos indica el camino a seguir en los 50 m. de recorrido.

¡¡¡Ohhh, que "potito" !!!

L 2 : Largo muy largo (a toda cuerda) , perdedor y con roca, de mala a muy mala,  que Diego como buen conejo se embarca a la primera de cambio, así que del clavo y el espit de la reseña, tarari que te vi,  en fin después de deambular un buen rato por terreno muy descompuesto y muy expo,  consigue retomar el buen camino y alcanzar la dichosa R.

L 3 : Aquí es donde empieza el tomate de verdad, diedro con  fisura diminuta y bastante  más desplomado hacia la izquierda de lo que parece,  un espit y un clavo es todo lo que hay, el resto a completar  (ya sabéis los más valientes no meterán casi nada y los más cobardes meterán hasta la goma del calzoncillo, je,je),  lo más difícil es salir del diedro, después ya más fácil y en libre hasta la "Reu".

L 4 : Buen largo de unos 40m que tiene un poco de todo, muro muy vertical, fisura, placa y para terminar en diedro, largo prácticamente equipado de 6a con final de 6b+ o A1.

L 5 : 25m. de A0 con un ambientazo del "copón" , con los seguros justo a la medida para llegar por los pelos.



L 6 : Otro largo parecido al anterior, pero aquí hay que levitar para alcanzar alguno de los seguros y para alguno de ellos, ni eso  (menos mal que en  la "arquilla" de herramientas traigo todos los complementos, je, je).  Después cuando se acaba el artificial, cuesta cambiar a libre, menos mal que un super-canto facilita la transición, 7a, o más, dicen???.

¡¡¡Mira, sin manos!!!

L 7 : Corta travesía, super-ambientada y bien protegida, (menos mal) 6a+ y donde las nubes, que llevan ya un buen rato merodeando, acaban metiéndose del todo,  dejándonos cero visibilidad.


¡¡¡Yujuuuuu!!!  esta fiesta si que tiene ambiente.


L 8 :Largo de 45m, el mejor y mas psicológico largo de la vía, sin duda,  sobre un muro compacto con los seguros justos (demasiado justos diría yo)  6b+ dice la reseña, donde hay que templar nervios, pues aun en A0 la dificultad no bajará del 6a+ o 6b, ademas no hay manera de añadir más seguros. Aquí ya, las nubes lo tapan "toro, toro y toro" vamos que no se ve ni "pijo".

L 9 : Comienzo en artifo para alcanzar un diedro de 6a con el que termina la vía,  la variante directa para otro día, que con la visibilidad que hay, la cabeza la tenemos hace un rato en el descenso, que no controlamos.

Unos diez metros más arriba encontramos la instalación para rapelar,  pero saber hacia donde y hasta donde va el rapel es otro cantar. Justo antes de rapelar cojo una foto del descenso que llevo por el bolsillo, pero como no se ve tres a caballo, pues no sirve para nada, entonces recuerdo lo que ponía en una reseña:  Sobre todo, no dejar que la noche ni la niebla nos pille si no conocemos el camino. ¡¡¡COJONUDO!!! .      
Vaya chiste de mojón,  como "pa" verlo con esta niebla

Conque tiramos un rapel a toda cuerda que nos deja en una zona despejada que da la impresión de estar algo pisada, y a husmear uno por aquí, otro por allá y el otro más allá todavía, al final acabamos destrepando por terreno delicado hasta alcanzar una brecha que parece que separa la Aguja Sur, del resto del macizo, o por lo menos eso es lo que creemos ver cuando durante unos segundos algún claro nos deja ver unos metros, luego seguimos por un sistema de viras en el que algún diminuto mojón que da risa va mostrando el camino a seguir,  hasta que llegamos a una empinada canal descompuesta que baja hacia la derecha hasta no sabemos donde (aquí un mojón vendría de perlas), subir, o bajar??? he ahí el dilema, al final decidimos bajar (crasssso error), pero cuando llevamos unos metros de descenso nos damos cuenta de que aquello se pone feo, feo, pero que muuu feo, así que nos salimos de la canal hacia nuestra izquierda, por terreno más feo todavía hasta que Luismi que va unos metros por delante da con una especie de espolón, que nos lleva a lo que parece la cima, donde se adivinan restos de sendero y mojones que nos indican ya el buen camino.  De aquí en menos de una hora nos plantamos en el fondo del valle pasando por las cabañas que es por donde empieza a desaparecer la niebla y volvemos a orientarnos otra vez:,  un rato después llegamos de nuevo al coche "doblaos" pero satisfechos,  vamos nada que no se pueda restañar con unos "güebos" fritos acompañados con un buen "morapio" y sus correspondientes cafés.  Que el descenso del Spigolo nos ha costado encontrarlo, pero para encontrar el camino de los "güebos" fritos "semos" unos artistas, ja,ja.  Venga un besote conejil y hasta la próxima.

Esta va de pitufos,  ¡¡¡que no temblamos de frío, que es de miedoooo!!!


P.D.  A pie de vía dejé unos bastones Leki, con idea de recogerlos a la vuelta, pero la niebla no me dejo, si alguna alma caritativa los encuentra y se quiere poner en contacto con migo se lo agradecería y si no "pos" que le aprobechen y que los necesite más que yo. un saludo.      


El Spigolo, por la mañana

El Spigolo, por la tarde, (al menos eso dice Diego ???)


1 comentario:

  1. Por si fuera interesante o de utilidad para ese Grupo o para sus afiliados, tengo publicado el siguiente blog:
    http://plantararboles.blogspot.com
    Se trata de una manual breve y sencillo para que los amantes del monte y del campo podamos reforestar, casi sobre la marcha, aprovechando las semillas que nos dan las plantas nativas de nuestra propia comarca.

    Salud,
    Jose Luis Saez Saez

    ResponderEliminar