Loading...

lunes, 14 de enero de 2013

Chopper-Chopperior & Todo tiene fín

Aunque son dos actividades en diferentes días, las voy a meter en el mismo saco, por parecido, proximidad, protagonistas y por que si.
Estamos en pleno diciembre, todo el equipo conejo a emigrado a Levante como las cigüeñas escapan del frío invierno (que cobardes), solo Diego y yo nos quedamos aquí,  de guardianes de los Mallos.
Riglos forever

Bueno Diego a que vía le metemos mano, venga vamos a la Chopperior dice, que andamos algo "flojetes" y con esta seguro que podemos (o por lo menos eso creíamos, je,je).

En fin que a eso de las 11 nos plantamos todo "pinchos " (que dicen por aquí) delante del Pisón. Los primeros largos van que te van, pero al llegar al de 6a ya me tiemblan las "canillas", y en L5 en la panza de 6b me da la risa floja, pero subo con el consuelo de que el "tomate" viene en el siguiente.

Diego comienza apretando a muerte encadenando y resolviendo más o menos sin descansar con mas ganas que fuerza,  Diego cuélgate y descansa  que te vas a desinflar, hazme caso, que yo se mucho d'esto, le digo. Pero Diego que es muy muy muy de la tierra  (los que lo conocéis ya me entendéis) sigue como si nada hasta que se tropieza con la panza de "la muerte" y es en ese preciso momento cuando el "power" le dice eso de, "hasta luego Lucas", en fin para no aburriros y como dice Diego, a eso del octavo "sartenazo" ya perdimos la cuenta y aquello se convirtió en un sube y baja tipo el "Ramses" en el parque de atracciones para que os hagáis una idea. En fin que cuando ya la tragedia se mascaba y me ponía los gatos para subir yo y seguir con el espectáculo  (que bien se lo pasaron la "parejica" de vascos que iban por el Adamelo... y gratis),  pues eso que en un alarde de perseverancia  (en Aragón se llama de otra manera)  no se sabe todavía como y temblando hasta las pestañas, consigue subirse encima de la panza y terminar el largo.


A partir de aquí nos metemos de lleno en pleno espolón donde hace una ventolera y un frío del "COPÓN" si, con mayúsculas. El siguiente largo ¡¡¡ muuuu!!!  largo parece que no termine nunca, pero al final consigo hacerme con él, si en el largo anterior el aire era fuerte, en este se nos lleva literalmente, al momento llega Diego tiritando de frío como un cascabel y antes de que le de tiempo de decir nada, le doy una palmada en la espalda  (o fue un "empentón", no se, eso que os lo cuente él)  y le digo: anda tira p'arriba y sácanos de este infierno,  ya no me acuerdo bien, pero creo que allá por el segundo parabolt se tiro diez minutos "colgao" esperando a que aflojara un poco el huracán, por que allí no había cristiano que saliera, y sin más incidencias (creo que ya son suficientes) llegamos arriba donde no quedaba ya ni dios, así que nos aseguramos de que no quede nadie, cerramos con llave los Mallos y nos vamos al calorcito del bocata de lomo en Ayerbe "ande vaparar".

Sin embargo como nos ha sabido a poco, al "finde" siguiente repetimos Riglos. Salimos tarde de Zuera y a las cuatro de la tarde ha dado aguas seguro, así que buscamos algo corto y que se pueda bajar rápido, con que cuando es casi medio día estamos al pie de la Todo tiene fin, Marcos que se estrena en Riglos,  Santi que tras duras negociaciones con su mujer, lo conseguimos sacar de la cama en pijama  ( lo siento Mayte, que paciencia con nosotros), Diego que viene casi de empalmada de fiesta, y yo que aun me dura el frío de la semana pasada.

El equipo "JA
Marcos apretando como una rata
Comienza Diego, que sale como si llevara un cohete en el culo, y su compañero de cordada detrás, que en los primeros metros ya flipa en colores ( los que conozcáis la vía ya me entendéis), y en la siguiente panza ya anda colgado como un chorizo y con los brazos como butifarras,  (como veis esto va de embutidos, je.je) - ¡¡¡ bajadme de aquí que yo no subo por aquí ni borracho, qu'estoy muuu canso !!!, pero unas risitas de fondo dejan entrever que no lo vamos a bajar ni de coña, - tira un poco más que esto es que te ha pillao frio, pero ya veras como luego disfrutas...- contestamos,  de nuevo risitas de fondo.  Detrás Santi que sube protestando (como siempre) pero apretando como un titán , el siguiente largo para mi, 6b mantenido, de lo mejor de Riglos,  mientras Marcos sigue con su calvario personal, (al parecer todavía no disfruta),


El tercero para Santi de nuevo, que duda en salir, pero basta un pequeño empujón y una "gallinita" para que se decida, un bonito largo de 6a que se ventila sin problemas. Por delante Diego se merienda los largos encadenado todo lo que se pone por delante. La panza del L4 es engullida por Diego que le mete de frente como un campeón, mientras Marcos de nuevo pasa por la undécima estación en su Vía Crucis particular, aleteando en medio de la panza en un intento desesperado por recuperar las pocas fuerzas que le quedan. Detrás voy yo pero al llegar debajo de la panza doy un par de pasitos a derechas hasta encontrar el paso más débil de la panza  (que uno es perro viejo) .                                                                                                                                                                                            

Santi  más feliz que una perdiz
Del último largo de la vía, que Santi me cede muy amablemente, je, je (ni con "gallinita")  también me encargo yo, largo mantenido con un paso de 6b obligado, en el que hay que pegar un pequeño apretón si queremos salir airosos, después para llegar a la reunión opción cobarde por una pequeña canal a la izquierda, o por una panza de frente con buen canto que yo fuerzo  (es que me la se de memoria, je,je), dos rapeles después con dos cuerdas de ochenta y con las primeras gotas de agua estamos en Ayerbe ya metidos en "harina" con los bocadillos celebrando la actividad, Santi eufórico y contento por haber subido con dignidad y soltura por este pedazo de vía mientras Marcos escucha atento sin decir nada,  pero donde me han metido este par de cabr.....  (lo siento Marcos, tranquilo que todos hemos pasado por esto).


¡¡¡Toy muerto!!!


Y de nosotros que decir, pues eso, que somos como niños y que lo pasmos como enanos con esta joya de Riglos que ya hemos hecho "tropecientas" veces, y que cada vez que la repetimos,  la disfrutamos como si fuera la primera, un abrazoooo conejil muuu fuerte.



1 comentario:

  1. Que cuadrilla de conejos. No dejais de ser conejos, ni sin el jefe de escuadrilla... Conejo, a ver si tanto volar, vas a cambiar de animal y te salen alas..... Vas a convertirte en un palomejo..... Mitad paloma, mitad conejo

    Abrazos desde el exilio.

    ResponderEliminar