Loading...

viernes, 5 de septiembre de 2014

Zarathustra al pilar de Cotatuero

Hace ya unos días que escalamos esta mítica y alucinante vía y todavía estoy en fase de asimilación y es que semejante hartazón de escalada no se digiere fácilmente. La Zarathustra es una de esas vías que siempre sale a la palestra en esas estupendas cenas conejiles de amigos (que por cierto habrá que preparar alguna, jeje) cuando ya nos venimos arriba con unos vinos de más,  pero que al día siguiente ya nadie se acuerda y que si te acuerdas haces como que no, y así hasta la próxima.  Sin embargo fue al final de la temporada pasada cuando al escalar la vecina Rabada  en el Gallinero y al pasar muy cerquita del super- techaco de la Zaratustra que la idea otra vez empezó a coger fuerza,  pero vamos que ahí se quedo la cosa.

Por todo el centro, con un tiralineas

Este año empezamos la temporada con varios objetivos, entre ellos la Ravier al Embarradere en el Midi y la Zarathustra al Gallinero en Ordesa, pero claro para eso hay que entrenar antes en otras vías más asequibles.  El problema viene cuando los "findes" se van sucediendo y a causa del mal tiempo unas veces y diversos asuntos otras, pues eso que el verano se nos va escapando de las manos sin ni siquiera haber asomado el morro por Ordesa y muy poquito por el Midi.  Pero al final cuando Agosto da los últimos coletazos quemamos el último de los cartuchos en una fría mañana tras una noche en vela en la que el "techaco" del L 4 desfilaba por mi cabeza una y otra vez.


¡¡¡Que se nos come la boca del león!!!


A las cinco y pico nos ponemos en pie para preparar todos cacharros y desayunar algo, un donuts y un té con leche es todo lo que el estomago me deja meterle al cuerpo.  Después veinte minutos de espera por retraso del bus dan mucho de si para hacer nervios e investigar en la fila por el destino de cada uno,  Siscitrato, Misoginos, Sol Negro y Somontano son algunas de las vías elegidas por el personal,  a nosotros cuando nos preguntan por la nuestra contestamos con cara de susto y con voz muy baja: Zarathustra.  Unos de Binefar con pinta de machacas nos dicen: no dormirse que hacer se hace pero hay que escalarla.  Poco después cuando bajamos en la pradera, todavía de noche, la historia de siempre se repite,  en medio minuto no queda allí ni Dios y nosotros que arrancamos a paso de tortuga con la luz del frontal mientras los más rezagados nos adelantan como una exhalación, pero bueno al final entre una mezcla de sudores y temblores (y no por el frío precisamente) llegamos a la Z que marca el inicio de vía, aunque hace ya un buen rato que voy dando tropezones por que no puedo evitar dejar de mirar el super- techo de la vía que me espera allá a 200 m. del suelo.

Buscad a Wally, digo al Conejo (las orejas lo delatan, jeje)

Mientras mi socio se marca una buena sesión de estiramientos (yo creo que ya me estiraré bastante dentro de un rato, jeje) yo preparo las cuerdas y toda la cacharrería, y poco después navegamos ya por los primeros largos de la pared.


¡¡¡Dios mio por que me has abandonado!!!
Decir que desde el arranque el tema comienza ya a desplomar como dos o tres frigoríficos por largo (que multiplicado por trece largos...) y que cuando apretas delante de un frigorífico el culo se te va para atrás más de la cuenta, y que hay un pasito tonto en un diedro al final del L 2, que se protege feo,  sobre 6a+ en el que hay que pensar un poco (o mejor no),  que en el L 3 hay un techo en el que hay que apretar los dientes 6c,  y del L 4 que decir...  pues que colgado de un clavo al revés a doscientos metros del suelo en medio de un techo de seis metros, los pelos se te ponen como escarpias (aunque no tengas pelo, jeje), que aunque se llegue de clavo a clavo, no están cerca  y ni decir tiene que conviene manejarse con el tema de los estribos (yo no los llevé para economizar cacharros, y lo lamenté) y mucho ojito con la salida,  yo no salí por la fisura donde dicen que se pone el "verdecico",  que me confundí y salí más a la derecha  (todavía tengo pesadillas por las noches) ademas ojo con algunas reseñas que pone A0 y que puede ser un buen A2 con un plus perfectamente.


¡¡¡Vennnga que te lo llevas!!! se oye desde la R


Encima del techo y llegados a este punto ya no hay vuelta atrás, hay que salir por arriba si o si.  Después hay unos dos o tres largos que dan un poco de tregua entre V+ y 6a+ bastante pelaos de equipamiento,  para volver a desplomar ya sin compasión hasta la misma cima.  Nosotros arrastramos calambres desde el L4 y todavía nos faltaban nueve largos donde padecimos lo indecible,  llebávamos un promedio de algo menos de una hora por largo, pero en el  L4 hice literalmente añicos el promedio,  luego el resto de la vía se convirtió en una lucha contra el reloj,  el tiempo que ganaba mi "compa" en su largo lo machacaba yo en el mio.  Los largos de arriba que son los más duros se convirtieron en una prueba física y psicologica que nos apretaron bien las tuercas,  vamos, que estando solo a dos largos del final y todavía no teníamos claro que fuéramos a salir en el día.



Con calambres hasta en las orejas.
En fin, al final once horas para trece largos, no esta nada mal para la tragedia que se mascaba, y seguidamente a la puta carrera  ya sin agua desde hace un buen rato con  calambres y dolores por todo el cuerpo (que uno ya no está para estos trotes) y ooootra vez con el frontal a toda pastilla para llegar al penúltimo bus que ya se iba,  "descojonaos" pero contentos por dejar de padecer.

TAMOSSS  MUELLLTOS


y a celebrarlo a Broto con unos buenos "güebos " con "longana" y bien de "vinate" luego llegada a casa casi a las dos,  a las seis arriba y a las ocho ya me estoy poniendo el arnés otra vez,  que toca sesión de verticales  en el curro...  Un abrazo conej@s.

NOTA:  Del Embarradere no quiero ni oír hablar, bueno hasta la próxima cena, jajaja.


Reseña del Korku, con un par de retoques